Ultimas Noticias

Hallan varias partes del cadáver de una colombiana en distintas zonas de Nueva York

Jennifer Londoño, una colombiana de 31 años desaparecida desde el 25 de junio, fue asesinada y ahora sus restos se encuentran en distintas partes de Nueva York.

Duró 10 días desaparecida. Era la administradora del bar Luna Lounge. La versión que dio su pareja de los hechos es inconsistente





La Policía neoyorquina ha informado que el torso tatuado de Jennifer Londoño, una colombiana de 31 años, fue hallado el sábado pasado después de que las olas lo arrastraran hasta la costa de Brooklyn el pasado sábado, según 'New York Post'.
Dos espantosos descubrimientos se hicieron en la ciudad de Nueva York. Mientras una pareja caminaba por el sector del Canal de Red Hook en Brooklyn vio un torso humano. Casi que a la par, una mujer que trotaba por Manhattan vio una pierna y un pie con las uñas pintadas de rosado. El estupor, claramente, no se hizo esperar. Al igual, que la reacción de las autoridades que empezaron a investigar. La Policía hizo sus conjeturas y surgió la teoría de que ambas partes del cuerpo podrían pertenecer a la misma persona.


Se informa que la colombiana, oriunda de Pereira, residía con su novio en Nueva Jersey y estaba considerada desaparecida desde el 25 de junio.
En medio de la indagación, el jefe de detectives del Departamento de Policía de Nueva York, Robert Boyce, publicó en Twitter una foto del tatuaje sánscrito que tenía una de las partes del cuerpo encontradas. Él tenía la esperanza de que alguien lo reconociera y así avanzar en el caso, lo logró. En medio de la incertidumbre, la madre de Londoño lo reconoció.
Otras partes del cuerpo de la mujer, decapitada y desmembrada, fueron halladas esparcidas en distintas lugares de la ciudad. Una de las piernas, por ejemplo, fue encontrada en el Upper West Side, en Manhattan.

Aunque están pendientes las pruebas de ADN para hacer una identificación positiva, la madre le dijo a la Policía que su hija tenía un tatuaje similar y que el sánscrito significa “Lily” o “Lilyann”, un tributo a su difunta tía.
De acuerdo con medios estadounidenses, el novio de Londoño, el presunto culpable, acompañó a las autoridades en la búsqueda de rastros de la mujer en los lugares que esta frecuentaba. Después de indagar en el bar en el que ella trabajaba y en el carro que usaba su novio, los perros de la unidad investigativa de la Policía encontraron trazos de sangre en el baño del individuo.
El hombre en cuestión, que posteriormente desapareció, tiene 40 años, es residente de Nueva Jersey y trabaja en el negocio de los restaurantes. Mientras tratan de ubicarlo, las autoridades locales aseguran que realizarán las pruebas de ADN correspondientes para tener más detalles sobre la muerte de la mujer.
Nadie ha sido arrestado en relación con la aparente muerte de Londoño, pero mientras tanto, sus familiares y amigos la lloran. En el lugar donde trabajaba, personas allegadas le hicieron un homenaje. Además, pusieron velas blancas, rosas y hasta fotografías, en su honor.
Londoño es recordada como una persona “cariñosa y dulce”. Marcela Toro, amiga, le dijo al New York Post: “Ella era una persona cariñosa y dulce, no tenía problemas con nadie, tenía muchos amigos. Todos la amaban, todavía no entendemos por qué alguien le haría eso a ella”.

Fuente: las2orillas.co, actualidadrt.com

Publicidad / Advertisement
Publicidad / Advertisement
>